Cáncer espinal en perros

Cáncer espinal en perros

Cáncer espinal canino puede ser un pronóstico devastador para todos los dueños de perros. El desarrollo de tumores a lo largo de la médula espinal genera consecuencias debilitantes que pueden inhibir la actividad física de un perro. Deben adoptarse las precauciones adecuadas para reducir toxicidades ambientales nocivos que pueden resultar en tumores malignos.

Hechos

Cáncer vertebral canino es más frecuente en perros mayores de seis años. Mayoría de los tumores espinal es en gran parte un resultado del aumento de la presión en la columna vertebral debido a un tumor adyacente dentro del hueso. Tumores de médula espinal eventualmente causa agravante dolor el aumento de la presión localizado---este tipo de cáncer es muy difícil de tratar. El pronóstico para los perros con cáncer espinal es pobre. Tumores que se originan en la médula espinal suelen ser intratables.

Tipos

Hay cuatro tipos principales de tumores espinales: extradural, intradural-extramedulares, intramedulares y periférico del nervio tumores. Tumores extradurales son el tipo más común de tumor espinal y producen la médula espinal a comprimirse. Intradural-extramedular los tumores ocurren en las cubiertas del nervio. Los tumores intramedulares son raros y ocurren en las células que rodean las células nerviosas. Por último, tumores del nervio periférico ocurren dentro de las raíces nerviosas se.

Causas

En general, las causas del cáncer de perro aún no están claros. Cáncer canino ocurre debido a una combinación de factores genéticos y ambientales. Todos los cánceres surgen a través de mutaciones genéticas en que las células normales se dividen incontrolablemente, creando así los tumores. Las posibles causas ambientales incluyen: contaminación aire, agua, productos químicos tóxicos y exposición a la radiación. Además, investigaciones recientes sugieren que la vacunación excesiva puede conducir a cáncer canino.

Síntomas

Síntomas comunes de cáncer espinal canino incluyen espalda frecuentes y dolor de cuello, cojeando y caminar inestable. Porque tumores medulares ejercen mayor presión sobre la médula espinal, signos clínicos como hemorragia y una restricción al suministro de sangre también son posibles. Tumores específicos que afectan los nervios y el nervio las raíces a menudo resultado en una elevada sensibilidad a los estímulos.

Tratamiento

Tratamiento para el cáncer espinal canino depende de la severidad y la localización del tumor. Complementando la dieta de un perro con medicamento que mejora su sistema inmunológico es esencial. Además, administrar la dosis de glucocorticoides ayudará a reducir la presión sobre la médula espinal. Formas más agresivas de tratamiento como la cirugía y la radiación pueden erradicar más eficazmente el cáncer perjudicial. Sin embargo, estos tratamientos no garantizan que se pueden quitar todos los rastros de los tumores malignos; tratamientos agresivos también vienen de la mano con efectos secundarios negativos.


© 2019 Usroasterie.com | Contact us: webmaster# usroasterie.com