Cómo jugar estilo de evangelio himnos

Como saben muchos pianistas, lo que está escrito en himnarios y escuche a algunos pianistas iglesia jugando son dos cosas diferentes! Himnos se escriben generalmente en armonía de cuatro partes con un cuatro rectas, compás de dos por cuatro o tres y cuatro. Sin embargo, en muchas iglesias, la congregación goza de un estilo de Evangelio de himnos con despedir de ritmos, síncopa y rellenos melódicos. Si quieres amenizar tu himno jugando, considere intentar el estilo piano de Evangelio.

Instrucciones

• Considerar la estructura de acordes del himno. Mira para ver qué clave estás jugando en la armadura. Analizar el himno para ver qué tipo de progresiones de acordes se utilizan. Un gran número de himnos dependen en gran medida una progresión de acordes simples uno-cuatro-cinco con el ocasional menor sexta o menor segundo acorde en.

• Sustituto de una formación acorde en tu mano izquierda lo que está escrito en la clave de FA. La clave de FA se contienen generalmente una versión de dos notas de un acorde. Para espesar el sonido, trate de un acorde de tres a cinco notas en la mano izquierda.

• Crear un ritmo constante por la alternancia de notas en el bajo. Por ejemplo, si estás jugando en un acorde de G en cuatro tiempos, puedes jugar a G con tu dedo meñique seguida por B, D y G (una octava más alta que la raíz del acorde). Si usted roca ida y vuelta con esta combinación, puede crear un cuatro o incluso un ritmo de dos por cuatro. Para ritmos de tres por cuatro, toque la nota bajo con su dedo meñique en la primera ceñida y las otras tres o cuatro notas del acorde dos veces con los dedos de los golpes de la segundo y terceros.

• Tocar notas extras en su mano derecha mientras juegas la melodía. Por ejemplo, si la canción se mueve desde G a B en la melodía, tiro una A entre las dos notas como una nota de paso para ayudar a crear la sensación del Evangelio. Jugar arpegios para añadir interés así. En vez de jugar a D alta por sí mismo (en la tonalidad de G), juega un rápido arpegio de D-G-B-D conduce hasta el alto D. También se pueden jugar dobles octavas en la melodía para seguir el sonido del Evangelio.

• Experimentar, escuchar y practicar. Ir a través de himnos que conocer y probar diferentes técnicas (como los mencionados anteriormente) hasta tu juego empieza sonando como quieres hacerlo. No hay ninguna fórmula concreta. Que es la belleza y la esencia del estilo de Evangelio: se trata de improvisition, gusto personal y creatividad. Escuchar a otros pianistas oír qué técnicas combinar y práctica para recrear los sonidos que te gusta.


© 2022 Usroasterie.com | Contact us: webmaster# usroasterie.com