Complicaciones del Piercing Genital femenino

Perforaciones genitales femeninas son completamente seguros si se realiza por un piercer profesional, con licencia del cuerpo. Elegir a un piercer experimentado se sienta cómodo con discutir el procedimiento y las opciones para su anatomía. Perforaciones genitales femeninas más toman seis a ocho semanas para sanar. Problemas durante la cura están posibles si usted caso omiso de las directrices de limpieza y el cuidado proporcionadas por tu piercer.

Subsoleo o rasgado

Un piercing genital femenino puede ser rasgado o arrancado durante el proceso de curación y después de ha sanado. Rasgaduras o roturas a la perforación en su mayoría se producen durante el proceso de curación, mientras que todavía se está formando el canal de perforación. Actividad sexual vigorosa puede causar un corte o desgarro del canal del piercing. En el peor de los casos, la joyería de la perforación genital es rasgada de la piel.

Perforaciones genitales femeninas tienen menos probabilidades de ripeo o rasgado si su pareja sexual las prácticas de atención en contacto con el piercing.

Si su genital piercing duele o siente una sensación rasgadura durante el coito, cambiando de posición o se detiene puede aliviar el dolor o prevenir el ripeo.

Infección

Las infecciones son posibles con las perforaciones genitales femeninas si pobre postratamiento se ejecuta durante la cura, si las relaciones sexuales o sexo oral sin protección o si permite que un no profesional para realizar el piercing genital.

Tocar el piercing con las manos sin lavar y dejar de lado limpiar el piercing genital puede ocasionar infecciones bacterianas. Cuando en una relación monógama, condones y presas dentales son necesarios para protegerse durante el período de cicatrización. Las bacterias de la piel y fluidos de tu pareja pueden causar una infección.

No profesional utilizando agujas contaminadas y los instrumentos que no son estériles o son inadecuadamente esterilizados puede conducir a la transmisión de enfermedades como la hepatitis C.

Daño del nervio

Daño del nervio puede ocurrir en un genital femenina piercing si se realiza una perforación de novato o no profesional. Si el perforador no posee una formación en anatomía, el riesgo de daño neurológico es alto. Por ejemplo, clientes se refieren comúnmente a un piercing campana---el colgajo de tejido que cubre el clítoris---como un piercing de clítoris. Si no profesional no sabe cómo explicar al cliente la diferencia entre las dos perforaciones y es consciente de la correcta colocación, los nervios pueden roto durante el procedimiento.

Migración

La migración es posible de piercings genitales femeninos. Aunque un proceso relativamente indoloro, migración deja con cicatrices y sin joyas o piercings. Durante la migración, su cuerpo rechaza las joyas y empuja a la joyería de la perforación. La migración se presenta en genitales femeninos piercing cuando el piercing se realiza demasiado superficialmente, con la joyería demasiado cerca al borde de la parte del cuerpo. Por ejemplo, campana piercings se colocan en la parte superior de la campana, pero una perforación sin experiencia puede colocar las joyas en el centro o en la parte inferior. En un interior o exterior labia piercing, una pesada pieza de joyería, como un anillo de perla en cautiverio, puede acelerar el proceso de migración cuando el piercing se coloca cerca del borde de los labios.


© 2020 Usroasterie.com | Contact us: webmaster# usroasterie.com