Dolor de estómago en perros

No es raro que un perro que sufre de un dolor de estómago ocasional. Comer hierba, ingerir demasiada comida o no la clase correcta de alimentos puede causar estragos en el cuerpo de su mascota. La condición generalmente se aclara dentro de horas o días, y el perro vuelve a estar detrás en pista. Sin embargo, algunos dolores de estómago pueden ser síntomas de condiciones más serias, algunas de las cuales pueden ser mortal. Hay muchas enfermedades y condiciones serias que comienzan como dolores aparentemente simples.

Torsión gástrica

Torsión gástrica es una condición donde el estómago de un perro es distendida con gas. Tiene la capacidad de venir repente y generalmente afecta a perros grandes de pecho profundo. Sin embargo, cualquier perro puede verse afectado por esta condición. Esta condición debe ser tratada inmediatamente. Signos de dolor abdominal y el malestar muestra típicamente por los perros con esta condición incluyen agitación, llanto, tener un estómago sensible, negativa a comer, arqueamiento de la espalda, vómitos, llanto y dificultad para respirar.

Enfermedad del hígado

Enfermedad hepática es una afección grave que afecta a los perros. Síntomas de enfermedad hepática son recurrentes brotes abdominales o gastrointestinales como dolor, pérdida de apetito, vómitos, diarrea o estreñimiento. Dolor asociado con el abdomen o el estómago es en gran parte en parte debido a la hinchazón del hígado. Encefalopatía hepática, o cambios en el comportamiento y el cerebro disfunción debido a la debilitación del hígado también pueden ocurrir en horas de la comida cuando el perro muestra estimulación, que circunda o incluso convulsiones. Reacciones al dolor abdominal también se exhibirán por el perro cuando es tocado o recogido por el área del estómago. Enfermedad hepática se debe tratar temprano para evitar daños en el hígado completo o complicaciones graves.

Pancreatitis

La pancreatitis es una condición donde un perro sufre inflamación pancreática. Durante esta condición, el perro tiene dolor severo en su abdomen, que se dilata. Los síntomas incluyen pérdida de apetito, deshidratación, vómitos, diarrea y heces amarillos, grasientos. Un perro también puede ejecutar una alta temperatura o fiebre. Condiciones más serias que resultan de la pancreatitis incluyen arritmias cardíacas, sepsis (una infección que se extendió por todo el cuerpo), dificultad para respirar y coagulación intravascular diseminada (CID), que puede causar hemorragias múltiples.

Úlceras

Una úlcera es una zona en el estómago de un perro donde una membrana mucosa se daña y causa inflamación. Úlceras en un perro pueden ser causadas por medicamentos como los AINES como el ibuprofeno. También puede ser causada por medicamentos como la aspirina. Cuando el medicamento se encuentra no debe para ser la raíz del problema, veterinarios buscan enfermedad del hígado, problemas renales o estrés en el cuerpo de un perro de enfermedad previa o cirugía. Las úlceras también pueden ocurrir cuando el cuerpo de un perro está en estado de shock causado por un problema grave de bacteriano infección, corazón o la presión arterial. Vómito es un signo de tener una úlcera. A veces sangre vieja o de color marrón se encuentra en el vómito.

Conclusión

Es importante tener un veterinario regular o servicio de veterinario 24 horas para tomar su perro para en caso de emergencia si sospecha que el animal sufre de una complicación grave. Usted debe ser capaz de decir en el transcurso de unas horas o días si su perro está exhibiendo síntomas de una afección más grave. Vigilancia es la clave en la evaluación de la condición de su mascota y qué acciones se deben tomar para corregirlo. Por favor estar atentos de comportamientos anormales y las reacciones de su perro, así que usted puede saber cómo ayudarlo mejor.


© 2020 Usroasterie.com | Contact us: webmaster# usroasterie.com