Infecciones del oído canino

Un colmillo de vestibular (sentido del equilibrio) sistema está situado en el oído interno junto a los receptores de la audición. Enfermedad vestibular, un término usado para describir una variedad de trastornos que afectan al sistema vestibular de un perro, es una condición neurológica que inhibe la capacidad del perro para funcionar. Envío de señales a las zonas más bajas del cerebro donde se encuentra el oído interno, este sistema controla el equilibrio, el equilibrio y la orientación. Cuando los nervios en el oído interno infectarse e inflamados, el animal sufre dolor, malestar, estrés y problemas de audición. El perro también será incapaz de mantener el equilibrio y coordinar movimientos de los ojos.

Infecciones del oído

Los síntomas que un perro puede mostrar cuando tiene una infección de oído interno incluyen desorientación, inclinando la cabeza, movimientos oculares inusuales, mareos, rascarse la oreja, temblando o frotando su cabeza o irritabilidad con las orejas. El animal también puede entrar objetos, vómitos, caer, se sacude su cabeza y el cuerpo, o mostrar una postura de amplia base. Todos estos síntomas también se podrían confundir con el animal después de haber experimentado una convulsión. Comportamiento del perro puede ser muy aterrador y alarmante a su dueño.

Causas

Las causas de las infecciones del oído canino incluyen infecciones bacterianas, alergias, ácaros del oído, ambientes insalubres, tumores o higiene inadecuada del perro.

Atención veterinaria

Un perro mostrando los síntomas de una infección de oído interno necesita atención veterinaria rápida para que la condición no se peor. Esta es una condición muy grave ya que el trastorno podría causar daños permanentes como la pérdida de la audición. El veterinario deberá diagnosticar el tipo exacto del perro se ha contraído la infección y determinar el curso específico de tratamiento necesario. Diagnóstico y tratamiento precoces es muy recomendable.

Tratamiento

Procedimientos que pueden ser necesitan incluyen radiografías, cultura del oído, TC, tomografía computada o una resonancia magnética. Oído interno, las infecciones generalmente se tratan con gotas, antibióticos o pomadas que continuarse a lo largo de la receta para la infección es totalmente, aclarado. Diagnóstico y tratamiento precoces es muy recomendable.

Ambigüedad de la enfermedad

Generalmente son muy pocos, o ningún, indicios de que está desarrollando una infección o inflamación en el oído interno. El perro parece ser muy feliz y contenido derecho antes de que comience a mostrar síntomas. El animal puede permanecer en la seguridad de su propia cama a causa de su desorientación, confusión y falta de apetito provocada por la infección. Debido a su falta de equilibrio e incertidumbre, los dueños de mascotas necesitan ser vigilantes y proteger al perro durante esta enfermedad. Aunque la causa de infección en el oído interno es vaga, puede ser una conexión a la edad del perro; sin embargo, los caninos de todas las edades pueden verse afectados. El pronóstico es muy bueno para un perro con este problema, pero el animal puede quedar con una ligera inclinación de su cabeza.


© 2021 Usroasterie.com | Contact us: webmaster# usroasterie.com