Peróxido para inducir el vómito en perros

Peróxido para inducir el vómito en perros

La naturaleza inquisitiva de los perros junto con su instintiva tendencia a limpiar, a menudo puede causar que ingerir una variedad de artículos no alimentarios que podrían resultar potencialmente dañinos. Afortunadamente, hay una manera de inducir el vómito en perros mediante el uso de peróxido de hidrógeno. Mientras que absolutamente eficaz, el uso de peróxido de hidrógeno sin embargo debe utilizarse con precaución y sólo por recomendación del veterinario, ya que puede haber casos donde inducir el vómito puede ser peligrosa y altamente contraindicado.

Identificación

El único tipo de peróxido de hidrógeno utilizado para inducir el vómito en perros debe ser peróxido de tres por ciento. Nunca debe utilizarse un mayor porcentaje de peróxido de hidrógeno tales como los utilizados para cabello de color. Mientras que la botella puede pretender ser tóxicos para las mascotas, es seguro que ha de darse a los perros bajo dirección de un veterinario con el fin de inducir el vómito. La razón por qué se considera '' tóxico '' es simplemente porque provoca vómitos y no permanecer en el cuerpo del perro, explica veterinario Dawn Rubén en un artículo para el lugar del animal doméstico.

Marco de tiempo

Para ser eficaz, debe usarse el peróxido de hidrógeno dentro de un marco de tiempo específico; Si demasiado tiempo pasa desde el momento que la sustancia fue ingerida, la inducción de vómito puede ser ineficaz porque la sustancia es probable que ya ha dejado el estómago. Idealmente, la administración de peróxido de hidrógeno es más productiva si dentro de dos a tres horas de la ingestión, explica el veterinario Jill A. Richardson junto con el técnico veterinario certificado, Christine Allen, en un artículo para la sociedad americana para la prevención de la crueldad a los animales.

Dosis

Con el fin de inducir el vómito, es necesario determinar la dosis correcta. La dosis recomendada de peróxido de hidrógeno es una cucharada por 10 libras de peso corporal, según Dawn Ruben. Una cucharadita equivale a 5 mililitros. Una jeringa oral puede ser útil en la administración del peróxido de hidrógeno. Puede ser útil para mascota alrededor o sacuda suavemente el área del estómago del perro con el fin de permitir que el peróxido se mezcle con el contenido de estómago del perro.

Efectos

Vómitos que ocurren generalmente dentro de 15 a 20 minutos. Si el perro no vomita dentro de ese plazo, se puede administrar una segunda dosis de peróxido. Sin embargo, si esto todavía no causa vómito, entonces es una idea buena idea consultar con un veterinario para decidir acerca de lo que se debe hacer a continuación. Él o ella puede recomendar en este momento a llevar el perro al hospital para eméticos más fuertes y más eficaces.

ADVERTENCIA

Peróxido de hidrógeno puede ser eficaz en inducir el vómito, sin embargo hay algunas circunstancias donde este método puede resultar potencialmente dañino. Por ejemplo, un perro que ha ingerido un objeto punzante no debe inducir a vomitar porque pueda alojarse en el esófago o perforar el estómago. Además, un perro que ha ingerido un ácido o un álcali basado en producto, una familia química, una solución de limpieza, un producto a base de petróleo o un producto con la etiqueta '' no induzca el vómito,'' debe no vomitar por el daño que estas sustancias puede causar en ser traído para arriba. Un perro inconsciente o un perro convulsivo o un perro exhibe las dificultades respiratorias son otras circunstancias cuando la inducción del vómito está contraindicada, según veterinaria manual los dueños de perros.


© 2021 Usroasterie.com | Contact us: webmaster# usroasterie.com